Adopta, no compres

¿Os acordáis que en agosto hice una entrada sobre una ONG de protección animal? Yo casi que tampoco, así que os la dejo por aquí para que os situéis: Detrás de una cara alegre, hay una historia triste. En resumidas cuentas hablé un poco de lo que desconocemos de la compra de animales en las tiendas que están expuestos como trofeos y de la importancia de la adopción. También os conté la historia de un perrito que me enamoró y que unas semanas después de hacer la entrada, fue adoptado.

A eso básicamente vengo hoy, a explicaros que habrá una entrada semanal o quincenal dedicada a los animales refugiados en Helping ONG, que como bien sabréis los asiduos a mi blog, tiene un apartado exclusivo en el mismo. Esto no va a influir en el funcionamiento del blog, que seguirá teniendo otra entrada a la semana aparte de esta sección. Es decir, excepto que no me apetezca escribir como a veces pasa cuando no tienes motivación, cuando suba esta entrada habrá 2 entradas en dicha semana y me gustaría que por esta sección os pasáseis priorizándola antes que la entrada que vaya a subir yo de chorradas y demás. Si creéis que a alguien le puede interesar alguno de los perritos que os enseñe, comentádselo. No hace falta que le paséis mi entrada si no queréis, pero comentádselo. Toda ayuda para estos peluditos amorosos siempre os la agradeceré. Dicho esto, empezaré por contar que me personé en el refugio para informarme un poquito mejor y ver como viven estos animales.
Andrea, la presidenta de Helping ONG, me había demostrado desde el minuto 1 que la conocí su amor por los animales, así que quise vivirlo de cerca. Hablé con ella, la comenté mi intención de hacer un reportaje para el blog con una cámara réflex como dios manda y aceptó. Aprovechando mi estancia por tierras valencianas y debido a que el refugio se encuentra por allí, me acerqué. El refugio está situado en la localidad valenciana de Godelleta, a unos 25 minutos de la capital del Turia. Mi novia y yo pusimos rumbo al refugio y una vez allí nos recibieron con la misma amabilidad que se recibe a un conocido de toda la vida. Había varias personas y en ningún momento noté ningún ápice de lejanía, hostilidad o incomodidad respecto a nosotros. Cada persona que había allí nos trataba como si nos conociesen de siempre y como se trataban entre ellos, maravilloso. En mi desconocimiento, entré haciendo fotos a diestro y siniestro, a los perritos en adopción y a las mascotas de las personas que se hallaban allí, hasta que Andrea me empezó a explicar cuales eran los perros en adopción. ¡Estaban hechos unos modelos de pasarela! Les cuadrabas en el objetivo de la cámara y la mayoría tenían la graciosa amabilidad de colaborar en la sesión, seguramente porque querían un book. Otros iban más allá y me ‘rechupeteaban’ el objetivo de la cámara curiosos por comprobar a que sabía la fotografía. Una de las personas que estaba en el refugio me avisó de que tenía el objetivo manchado debido a eso… ¡Yo no me había dado ni cuenta! ¿Cómo podía ser? ¡Estaban en todo! Pues gracias a eso pude continuar haciendo  intentando hacer las cosas bien con mi escaso conocimiento fotográfico y mi nula relación con los modos de la réflex. Eso sí, los lametoncitos de amor han acabado con muchas fotos, pero que todo lo grave en la vida sea eso. ¿Quizás es que no les gustan los paparazzis? ¿Quizás les gustan demasiado? Sea como sea, no paraban de mover los rabos de felicidad y eso te da la vida, señores.
Una vez limpiado mi objetivo continuamos a ver los gatitos que también pueden adoptarse, por cierto. Yo a los gatos y a cualquier tipo de felino los tengo un respeto enorme. Me daba respeto hasta acariciarlos pero es tal la bondad que irradiaban esas ‘cositas’ que no dudé y me hice amigo suyo. Es tal el cariño que nos daban que os prometo que toda la superstición que tenía con los gatos negros, se me quitó de una. Dejé la superstición para empezar a tenerlos cariño. Los gatos eran mejores modelos aún, bien es sabido por todos que los gatos y las fotos son los compañeros de viaje perfectos. Entre caricia y caricia, le iba preguntando a Andrea cosas del refugio para apuntarlas en mi pequeña libreta que me hacía parecer periodista. Foto por aquí, foto por allí y seguíamos regalando caricias y amor a los peluditos de las ‘7 vidas’ que era recíproco. Mientras, Andrea y Estefanía, una de las personas que estaba en el refugio, limpiaban la zona de los gatitos. Estefanía me mostraba su adoración por los gatos a la vez que un brillo especial le iluminaba los ojos.
Una vez todo bien limpio y aseadito, fuimos dirección a la zona donde están los perros más grandes y es que los perros están separados en el refugio por carácter y tamaño. No con esto quiere decir que los separen porque vayan a tener problemas porque son problemáticos, todo lo contrario. Como las personas, los animales también chocan y precisamente por eso es por lo que se les separa, para el día que choquen que no se produzcan males mayores. Ni si quiera tiene que ser porque choquen, imaginaos al perro más grande jugando con el más pequeño, con un mordisco juguetón se puede llevar medio perro pequeñito en la boca. Además el espacio que necesita un perro grande es mucho mayor. A la hora de pasar a los diferentes apartados de los perros grandes tenía seguridad, pero los perros imponían. Pensé: “Estos me comen, si son más grandes que yo”, pero nada más lejos de la realidad. Al estar enfrente de la puerta que nos separaba, sus caras los delataban a la vez que reflejaban unas ganas inmensas de dar y recibir cariño, como todos los animales que habíamos visto antes. De dos de ellos os hablaré hoy e intentaré no enrollarme mucho. Recordad que abajo, como siempre, os dejaré como podéis contactar para posibles dudas, adopción, donaciones o para haceros socios.
ALANA
 
Esta es Alana mientras esperaba y deseaba que Andrea jugase con ella
Alana es una perrita American Stanford de 5 años que fue recogida hace 3 años en pésimas condiciones. Tiene Leishmaniosis canina, pero su diagnóstico es positivo y favorable. Si tenéis alguna duda podéis hablar con su veterinaria que os comentará que no empeorará y es totalmente estable. Toma 2 veces al año durante tres meses una pastilla muy económica de precio. Está vacunada.
Es muy obediente al amo, tanto que por el campo puede ir suelta sin correa y obedecerá a la orden que le des. Me hacía caso hasta a mí con sólo agacharme y decirle “ven”. Muy noble e incapaz de mostrar los dientes, yo se los vi únicamente cuando estaba mordiendo un palo con el que le encanta jugar. Le gusta que se lo tiren e ir corriendo a por ello. Ví en ella una perra listísima y entregada a nosotros.
Mirad que cosita tan adorable
Se recomienda acogida para un amo que no tenga más perros, puesto que es muy celosa en convivencia a la vez que dependiente del humano. Por la calle pasea tranquila, sin más, aunque se lleva mejor con los machos que con las hembras, como la vida misma.
Para su acogida puede viajar con previa visita y el coste del transporte irá a cargo del adoptante. Se entregará con contrato.
Se necesita licencia de PPP, aunque Alana tiene de peligrosa lo que yo de cura. Para más información podéis visitar esta página que he encontrado con todo lo que os puede interesar: Licencia PPP.
(Contactos abajo)
MIKI
Miki es otro juguetón que necesita amor

Os presento a Miki, Braco de año y medio más salao que las pesetas. Fue recogido hace un año en el cementerio de Sevilla desnutrido y lleno de parásitos. Pero ya está maravillosamente, esterilizado, chipeado, vacunado, sano y feliz por lo que yo pude comprobar. Es un perro muy activo y juguetón con una energía enorme y que no para de moverse. Le encanta pasear, se lleva muy bien con otros perros de cualquier tamaño y le encanta estar entre personas. El ratito que estuve con él no paró de moverse, puro nervio. No paraba de asomarse a la valla para ver a otros perritos que estaban rondando por allí cerca, quería jugar con todos. Ah, y pegaba unos saltos considerables. Todo un deportista olímpico.

Para su acogida puede viajar con previa visita y el coste del transporte irá a cargo del adoptante. Se entregará con contrato de adopción también. Como todos los perros del refugio, pero lo recalcaré por si hay alguna duda.

Miki repartiendo amor y felicidad y derrochando cansancio
(Contactos abajo, para cualquier duda)
Creedme si os digo que esto no se trata de, como un comercial, ‘venderos el producto’ a cualquier precio y con alguna que otra mentirita ¡Qué va! Primero porque los animales no son juguetes ni coches ni nada para ir haciendo con ellos negocio y segundo porque ellos como he dicho y seguiré diciendo mil veces, ellos sólo necesitan cariño y también intentan mejorar buscando una explicación de por qué les tocó a ellos ciertas cosas. Con esto no quiero decir que no se les dé cariño en el refugio, todo lo contrario, pero no es lo mismo tener una casa en la que hay menos animales y se pueden dedicar con más tiempo a él que tener que repartir el cariño entre muchos animales como tienen que hacer los integrantes de cualquiera de los refugios que existen en el mundo.
Os cuento el final de mi visita al refugio y así finiquitamos la entrada de uno de los días más satisfactorios y enriquecedores de mi vida.
Cuando acabamos de ver los peluditos grandes fuimos camino de la terraza del refugio que está fuera de la casa y allí Andrea y su familia, porque son una gran familia en todos los sentidos, nos invitaron a unos buñuelos con chocolate que estaban riquísimos. No tenían por qué hacerlo, con un vaso de agua hubiese sido suficiente pero no me extrañó después de ver lo bien que tratan a los animales. Yo me dediqué, como la mayoría de las veces que hay comida de por medio a comer y escuchar. ¿Queréis saber lo que escuché? Conversaciones entre todos los allí presentes que demostraban un cariño especial por los animales que pocos podrían decir. Palabras que acariciaban mis oídos y a su vez a todos los animales juntos. Tras conversaciones que daban gusto escuchar y enfocadas siempre a los animales, se hacía de noche, así que nos despedimos y volvimos a casa. Fijaos si están bien cuidados los animales que yo que cada vez que voy a algún sitio donde los hay, las pulgas me dejan lleno de picaduras, pues allí ni una picadura me llevé de recuerdo. Alrededor de 500 fotos ocupaban la memoria de la cámara réflex y un sentimiento de paz ocupaba mis sentimientos y pensamientos a su vez mientras descansaba en el sillón de casa. Gracias a Andrea y todos los allí presentes ese día por el trato que se nos brindó.
Ahora os daré algunos detalles que os puedan interesar sobre el refugio:
– Hay 15 gatos y 13 perros en adopción y para que entren más tienen que salir otros, o bien encontrar más socios dispuestos a ayudar.
Aceptan donaciones como: juguetes, mantas, premios, pienso o dinero. También se puede donar pastillas para desparasitar, collares, correas y todo lo que pueda hacerles la vida un poquito mejor. Cualquier donación que les pueda servir se agradecerá inmensamente.
Conviven con las mascotas de las personas que colaboran en el refugio, que por cierto, lo hacen voluntariamente ya que aparte de dedicarse a los animales tienen sus trabajos y otros quehaceres. La convivencia es sana y sin problemas.
– A los gatos y a los perros se les trata por igual respetando las necesidades básicas de unos y otros.
Hay perritos en residencia. Esto significa que otras protectoras pagan por mantener en el refugio a los que ellas no pueden tener por espacio. También dejan a sus mascotas personas que se van de vacaciones y no pueden llevárselas. El dinero que reciben con la residencia van destinados a los perritos rescatados y a los gastos que necesitan.
Han puesto y perdido mucho dinero de su bolsillo para salvar vidas de peluditos, y lo seguirían haciendo con gusto, pero entre todos podemos ayudar.
– Hubo un momento en el que se llegaron a tener 60 perros y no hubo problemas entre ellos.
Personas en reinserción social colaborarán en el refugio. Irán a pasearlos y cuidarlos y así poder volver a sentirse útiles y queridos. Una gran iniciativa sin duda.
A veces nuestro desconocimiento hace que juzguemos sin saber, pero para eso esta la capacidad y el interés de querer informarse. Los peluditos necesitan vuestra colaboración desinteresada.
CONTACTO Y SEGUIMIENTO DE HELPING ONG:
 
–  Si quieres colaborar con ellos o sabes de alguien que puede estar interesad@, aquí os dejo el E-mail donde escribir en el cual se mandará el contrato de socio y la información mensual de para qué se utiliza el dinero donado: helping.ong@hotmail.com
– Número: 695905114
“Ayúdanos a ayudar” -Helping ONG
The following two tabs change content below.
Algunos prefieren disfrutar por encima de todo el mundo, yo prefiero que disfruten los demás.

Latest posts by Sergio Fajardo (see all)

8 Comentarios
  • Eres grande amigo, muy, muy grande.

    07/04/2016 at 15:38
  • Genial!!! 😉

    07/04/2016 at 18:07
  • Será porque me rodeo de gente que lo es tanto como lo eres tú, crack.

    07/04/2016 at 20:48
  • ¡Gracias Maribel! Un besazo enorme.

    07/04/2016 at 20:49
  • Mirando esta entrada, me puse a buscar si en mi país había algo parecido y me encuentro que en una provincia (bastante lejos de mi, por cierto, quizás por eso no sabia) hay una fundación llamada Collares Rojos, que tiene perros para que adopten, yo no soy muy amantes de las mascotas, pero me parece maravilloso que alguien se preocupe por conseguirle un hogar a esos perros que dejan abandonados en las calles.

    08/04/2016 at 15:01
  • Me alegro que te hayas informado un poquito más, siempre es necesario. Aunque no te gusten las mascotas siempre puedes informar a gente que le pueda interesar. Aquí, allí y en China así que te animo a hacerlo. Pues si, es envidiable el trabajo de la gente que se esfuerza como lo hacen los dueños de los refugios. Gracias por leerme.

    08/04/2016 at 23:47
  • ¡Holaaa! Me ha gustado mucho la entrada aunque me hubiese gustado más no tener que hacerlas y no existiesen estos problemas :S
    Yo estoy emocionada porque lo que recaudemos con la novela que hemos escrito unos cuantos de forma grupal va a estar destinado a la asociación SOS PPP. Me parten el alma estas cosas, la verdad. Espero que la gente se conciencie y podamos hacer algo entre todos.
    Y eres genial por informarte, traernos información y colaborar de una forma u otra ^^
    ¡Un besazo guapo!

    13/04/2016 at 18:27
  • Sólo puedo darte y daros las gracias por la recaudación para los sin voz. No es para menos esa emoción, me encanta. Gracias, de corazón.
    Ojalá que esto como tu bien dices no tuviese que hacerse porque no pasase, pero somos los únicos que podemos ayudar para que esto deje de pasar. Un besazo enorme Sarita.

    14/04/2016 at 00:43

Post a Comment