Soy igualitarista

Hoy es el día de la mujer trabajadora y siempre he pensado que este tipo de días están hechos para recordar. Detrás de todos estos días en el que todos dedicamos palabras bonitas a ciertos colectivos a quienes van dirigidos, hay 365 días de lucha, o en su defecto, 366.

No soy ni machista, ni feminista, ni hembrista. Soy igualitarista.

 

Porque el único término que debería existir para empezar toda esta lucha igualitaria, es igualitarismo. Por eso soy igualitarista.

Que se asocie un término igualitario a uno de los sexos, ya no es igualdad. Por eso soy igualitarista.

Nadie es más que nadie por mucho que tenga o deje de tener. Por eso soy igualitarista.

Tenemos los mismos derechos y deberes, a pesar de que en algunas cosas se decanten para un lado o para otro. Luchemos juntos por cambiarlo, seamos igualitaristas.

Todo el mundo es válido para cualquier trabajo en el que se le pongan unas pautas y se le den unos consejos. Da igual la fuerza que haya que emplear, nadie nace enseñado. Por eso soy igualitarista.

Porque en casa podemos ayudar todos a todas las tareas de la misma. Sólo hay que querer y no ser un dejado. Por eso soy igualitarista.

Cualquier persona puede vestir lo larga o lo corta que quiera siempre y cuando sea por decisión propia y no de la sociedad. Porque da igual lo que hagas siempre que tú lo quieras y te sientas a gusto con ello. Por eso soy igualitarista.

Porque un hombre plantó su semilla, pero fue una mujer con quién creció el árbol. Gracias a eso, soy igualitarista.

A una niña le puede gustar jugar al fútbol y a un niño con muñecas, yo mismo lo hacía. Por eso, soy igualitarista.

Los datos estadísticos dejan claro que una mujer es mucho más fiable al volante que un hombre. Por eso soy igualitarista.

Un padre puede ser igual de válido para cuidar a sus hijos que una madre. Por eso soy igualitarista.

 

Por la mujer trabajadora.

Por el hombre trabajador.

Por el niño estudiante que se labra su futuro.

Por la niña estudiante que se labra el suyo.

Por todas las personas que sacan adelante a sus familias sin ayuda de nadie y no tienen reconocimiento alguno.

Por quien algún día sufrió algún tipo de discriminación o maltrato.

Por quien lucha por integrarse en una sociedad antigua y apestada.

Por quien lucha.

 

Porque poesía, foto y persona, son femenino. Soy igualitarista.

Porque arte, paisaje y personaje, son masculino. Soy igualitarista.

Luchemos los 365 días del año, o en su defecto, 366. Seamos igualitaristas exentos de términos políticos y motivados por términos personales.

 

 

Porque el día que el personaje vea la persona

y le haga una foto a su paisaje

descubrirá que ella es poesía

y él es arte.

 

 

The following two tabs change content below.
Algunos prefieren disfrutar por encima de todo el mundo, yo prefiero que disfruten los demás.

Latest posts by Sergio Fajardo (see all)

2 Comentarios
  • Anónimo
    Responder

    Que se llame feminismo no es símbolo de desigualdad, se llama feminismo porque en primera instancia busca los mismos derechos para las mujeres que los que tienen los hombres lol

    16/06/2017 at 02:14

Post a Comment