Los juegos del humor

El humor está jodido, señores. Muy jodido. Parece que ahora no tenemos suficiente con la gente radical que es capaz de defender lo que le gusta a base de hostias y actos vandálicos. Ahora el humor, que es el motor de la felicidad, también empieza a ser un problema para aquellos infelices con su propia vida. Si se nos quita también una de las pocas cosas que es capaz de evadirnos de todo (a parte de la música), empieza una nueva era. Está empezando una nueva época de guerra donde cada uno defiende lo suyo con, cada vez, más agresividad y argumentos dictadores.

Parece ser que ahora sólo puede quedar uno que será quien tenga la razón absoluta. Que comiencen los juegos del humor…

 

No sé ni cuándo empezó todo ni por qué, pero hay un hecho en concreto que me hizo pensar: “Estamos muy jodidos, cada vez más”. Un día salta la noticia de que la asociación en defensa del Valle de los caídos había demandado a Dani Mateo y a Wyoming por hacer chistes sobre lo que defienden. Dani Mateo dijo lo siguiente:

“El Valle de los caídos alberga la cruz cristiana más grande del mundo, con doscientas mil toneladas de peso y ciento cincuenta metros de altura, el triple de lo que mide la Torre de Pisa. Y eso es porque Franco quería que esa Cruz se viera de lejos, normal, porque quien va a querer ver esa mierda cerca”.

Y por supuesta incitación al odio, vino esta demanda. ¿Pero estamos locos? Vale que no pueda sentar bien, el humor nunca sienta bien a todo el mundo y aún el mundo esta lleno de mal humor. Y de gente que va por la vida todo el santo día con cara de haber comido limones. Y de gente que cree que tiene la razón en todo. Pero estamos sobrepasando límites.

 

Dani Mateo explicó que no habían entendido el chiste. Que era sobre lo fea que es la cruz. Pues no se si fea o bonita, porque las cruces nunca me han parecido ni feas ni bonitas, sino cruces, pero lo que está claro es que sigue siendo humor sea cual sea el desencadenante del chiste. Tras esta demanda y varios días de polémicas, llegué por casualidad a un vídeo de meses antes en los que David Broncano ya hacía de visionario hablando sobre los límites del humor en “LocoMundo” de #0. Os recomiendo que lo veáis y si sois de los que os ofendéis con alguna clase de chiste, espero que reflexionéis: ¿Tiene límites el humor?

 

Recuerden si no también a un tuitero que tenía una cuenta parodiando a la policía y fue detenido también por “incitación al odio”. Hay que ser muy descarado para detener a personas que intentan hacer reír para beneficio de los demás y no hacerlo con personas que hacen lo mismo pero por su propio bien. Véase políticos, periodistas, manifestantes o incluso futbolistas. Pero claro, estos siempre tienen un poder mayor que los humoristas o los que somos unos Don nadie. El doble rasero siempre está presente en nuestro día a día y somos los más pobres quien pagamos con ello.

 

Las últimas rencillas del humor que tan importante es, insisto, y tanto daño hace a los infelices, es el tema de debate en los últimos días. Risto vs Buenafuente. Nada que envidiar al McGregor vs Mayweather que se celebrará en Las Vegas el 26 de agosto.

Todo empezó en el Round 1 cuando se hicieron chistes, en el programa de Buenafuente, sobre el enlace de Risto y Laura escanes. Chistes como: “Las películas preferidas de tu mujer son Trolls y Buscando a Nemo”, “La historia de un hombre y una mujer que puede ser su hija” y algunos chistes más que me parecen de brillante guionización.

Vino luego EvaRISTO, el rey de las entradas (o eso cree él) a hacer un nuevo artículo que en vez de “Ríete, Buenafuente” se debería haber titulado “Quiero ganar likes”. Round 2. Anda siempre recalcando que le encanta que se haga humor sobre él porque eso es que ha alcanzado el éxito y blablabla’s varios. Luego siguió dando rodeos y adornando la entrada para después intentar hacer sentir mal a Buenafuente compartiendo relatos íntimos que le habían pasado por e-mail sobre gente que lo ha pasado mal por la diferencia de edad con sus parejas. Muy elegante, claro que sí. Luego deja una perlita comparando a Buenafuente con los racistas y homófobos:

“Mucho ha tenido que pasar para que en este país no esté bien visto criticar públicamente a parejas del mismo sexo, o de distinto color de piel. Enseguida son tachados de homófobos o de racistas. A que sí. Sin embargo, parece que todavía quedan ‘edadistas’ que no entienden que el mismo derecho a vivir su amor como les dé la gana lo tienen las parejas de distinta edad”.

 

Claro que sí, campeón. Ahí inventándote un término sin sentido por los likes, sobre todo de los que hayan sufrido alguna vez por esto, que claro que pasa. Pero no podemos comparar. No es acertado. Y sí, el amor no entiende de razas ni de sexo ni edades, pero señor Mejide, se le notaba a usted la rabia y la bilis por todos lados. Por eso no hay manera más falsa que acabar una entrada así:

“Vamos, Buenafuente, ríete. Que a mí no me vas a hacer daño. No a mí.”

 

Se nota que no te hace daño ni le das importancia al tema. Esto sólo provoca que se descubran tus debilidades. Y por tu papel en televisión, aunque ahora más blanco, no te conviene. Se notan tus inseguridades desde tus oscuras gafas hasta la punta de tus zapatos siempre relucientes. Como en aquellos artículos en los que dices que vas a disfrutar a tu mujer porque cualquier día se puede cansar de ti. Ese es el problema, que te ha venido grande una tía tan joven. Pero ojalá os queráis. Y ojalá sea de verdad. Y para siempre. Pero eso sólo lo sabéis vosotros. Así que vivid ignorando todo tipo de humor con respecto a vosotros y por supuesto, haciendo caso omiso a quien os pretende hacer daño.

Con todo esto, en el Round 3, se defendió Buenafuente de los golpes (algunos muy bajos). Primero en su programa, y luego en su página web.

Lo más inteligente que podía haber hecho Risto es callar, que es lo que hacen los sabios. Pero en vez de tirar la toalla, ha vuelto a responder a la respuesta, esta vez en su página web y no en la columna del periódico. Round 4 que pinta a que será la última ronda de esta larga y ya aburrida historia que ganará por elegancia Buenafuente. No ha habido knock out en esta batalla dialéctica porque el combate ha sido un poco como el de Pacquiao vs Mayweather. Risto, quien haría de Pacquiao, ha salido con todo dispuesto a ganar algo que ya estaba perdido al empezar y Buenafuente ha sido como Floyd, defendiéndose de los golpes y sin llegar a atacar como al público le hubiese gustado.

El último golpe en el Ring de los últimos días lo da Risto diciéndole a Andreu entre líneas que sólo hace humor fácil sin meterse en temas escombrosos. Y yo, como pienso que el humor no está hecho para los infelices y que, aunque hayas pasado una situación difícil y no te guste lo que lees, creo que lo mejor que puedes hacer es quitarte los tabúes y tomarte la vida con humor. Por eso, antes de irme os voy a dejar unos chistecitos negros para ver si me escribe Risto una carta criticando mis chistes. Pero no una para ganar likes, sino una sellada que igual no interesa…

 

“- ¿Qué haces con gorra, camiseta de los Lakers y collares de oro? ¡Es el velatorio de tu madre!
– ¿No había que venir de negro?”

 

“Cómo sería de mala aquella suegra que cuando murió, le pusieron este epitafio:
“Aquí descansa doña Juana Baltasar García. En casa descansamos todos”.”

 

“- Mamá, mamá, ¿me das una galleta?.
– Niño, están encima del frigorífico.
– Mamá, es que no tengo brazos…
– Si no hay brazos, no hay galletas.”

 

“¿Qué diferencia hay entre el amor y el sida?.
Pues que el sida es para toda la vida.”

 

 

 

“Si eres infeliz no le eches la culpa al humor, que lo único que quiere es cambiar tu estado de ánimo” -S.F

 

 

 

 

 

 

 

 

The following two tabs change content below.
Algunos prefieren disfrutar por encima de todo el mundo, yo prefiero que disfruten los demás.

Latest posts by Sergio Fajardo (see all)

Sin Comentarios

Post a Comment