¡Viva San Bartolomé!

Hoy quería hablaros de un pueblo que siento como mi casa, un pueblo que me ha dado los mejores años de mi vida. Yeste (Albacete); pueblo en verano y aldea durante el resto del año. Calificado como uno de los pueblos más bonitos de Castilla-La Mancha, Yeste tiene algo especial. En realidad, todo lo es.

Sus gentes, sus calles en cuesta, su tranquilidad a la hora de la siesta. Sus bares llenos de gente tapeando, sus tradiciones, su santo… ¡Sus fiestas!

Un pueblo en el que, cada vez que voy, veo a más familiares que desconocidos a pesar de que cada vez, por suerte, acudan más desconocidos a conocer sus fiestas.

Sus fiestas se celebran en honor a San Bartolomé del 22 al 26 de agosto. Sí, empezaron ayer, así que aún estáis a tiempo de coger la carretera y lanzaros a una experiencia maravillosa. No puedo dejar sin mencionar el concurso de migas que se celebra un día antes del comienzo oficial de las fiestas, el día 21. Un verdadero placer para el estómago que además, no cuesta nada.

 

Tradicional concurso de migas en Yeste, Albacete.                © batanriotus.com

 

El día 22, cuando comienzan las fiestas oficialmente según el calendario, la gente prepara la cuerva, compra el macarrón para ésta y también sandías para lanzarse antes de la subida a la romería de Llano Majano. La subida será una aventura puesto que sales con ropa, pero más de uno llega en pelotas. Allí son así, allí somos así. Nos vamos rompiendo las camisetas y si se tercia ‘la cogorza’ también los pantalones y según el nivel, los gallumbos. A más de uno he visto correr carretera abajo dirección al hotel con el culo al aire. Chicas, no os preocupéis, con vosotras tenemos filtros, pero aún así llevaos ropa vieja también porque posiblemente volváis a casa con el pelo engominado de cerveza, vino y cuerva que dejarán manchas irreparables en vuestra vestimenta.

Si queréis subir en coche debéis saber que os ofrecerán cuerva por el camino y de no aceptarla vuestro coche relucirá en vino. Si tenéis más suerte, igual sólo os corean varios ‘no tiene pito’. No enseñéis, hombres asistentes, vuestro miembro viril. No es necesario. Sólo tenéis que presionar y hacer sonar el claxon del automóvil.

 

En la misma romería os encontraréis con una charanga y buenas meriendas al lado del recinto donde se encuentran los toros y vacas que correrán los encierros camperos, hasta la plaza del pueblo, de los siguientes días. El horario de estos encierros nunca se sabe  a ciencia cierta. Debéis saber que un recorrido tan largo con toros y caballos es otra aventura más, por lo que descartad casi por completo la puntualidad. Los jinetes tienen que lidiar en el recorrido con miles de improvistos que hacen de Yeste, un lugar totalmente diferente a lo demás.

Todas las tardes habrá suelta de reses en la plaza y después, en los bares, suelta de tapas (si las pagáis, claro). Luego toca ir a casa para cenar, asearse y bajar a la feria. Allí podréis subir al baile y disfrutar de una auténtica noche de las que no se olvidan. Verbenas que lo dan todo para todo tipo de personajes míticos de la zona, y no tan míticos.

En la madrugada del 23 al 24, es la subida del santo a la Ermita con fuegos artificiales, encendiendo hogueras a su paso, entrando al recinto mientras los costaleros lo hacen bailar al ritmo de la diana del pueblo y finalizando con un concierto de alguna personalidad conocida que no se quiere perder ese aroma a Albahaca que sólo este pueblo desprende.

 

Así se ve la Ermita de San Bartolomé la noche de su subida.
© batanriotus.com

 

Y así irán pasando los días y comprobaréis lo especial que es esta zona rodeada por la Sierra del Segura. Pasearéis por sus calles y pensaréis quedaros para siempre en un sitio tan rural. Cuando os vayáis, tendréis la sensación de querer volver y comprobaréis haberos sentido como cita el cartel de la entrada:


"Bienvenido a Yeste, estás en tu casa"


 

Y así lo sentiréis. Como lo siento yo cada vez que voy y como lo hacen miles de personas que se cogen sus vacaciones única y exclusivamente con intención de ir a las fiestas. Por desgracia y circunstancias de la vida, llevo varios años sin pisar por allí, aunque cada año con más ganas de hacerlo que el anterior.

 

Yesteros, yesteras, disfrutad por mi las fiestas con más encanto de España.

Que los últimos acontecimientos no os impidan disfrutar y luchad por que salga la verdad a la calle. Demostrad quien tiene los huevos más grandes que San Bartolo.

Ojalá que el único fuego que quede por verse en España sea el de las hogueras de la noche de San Bartolo (llamado cariñosamente).

Seguid haciendo vuestra fiesta (y la de los que nos sentimos un poco de allí) tan especial. Ensalzadla como se debe y darle el nombre que merece a un pueblo tan bonito y acogedor. Gracias por tanto a todos los que tenéis un vínculo con Yeste y lo cuidáis como merece.

 

 

 

“Prometo volver, por mí, por vosotros y por los que no podrán hacerlo nunca más. ¡Viva San Bartolomé y viva Yeste! ” -S.F

 

The following two tabs change content below.
Algunos prefieren disfrutar por encima de todo el mundo, yo prefiero que disfruten los demás.

Latest posts by Sergio Fajardo (see all)

1 Comment
  • ¡Holi!
    Espero poder ir algún día ^^ procuraré que sea en fiestas, seguro que es genial ^^
    Y espero que puedas ir pronto también y disfrutarlo tanto.
    ¡Un besazo!

    15/10/2017 at 18:37

Post a Comment