Vuelta a casa por navidad

He estado realmente desaparecido por estos lares, lo sé, no vengáis a reprochármelo como madres lectoras.

Tranquilos, he estado y estoy bien. Simplemente me he limitado a disfrutar de lo que tengo y dedicarle un poco más de tiempo a mis hobbies.

 

Escribir siempre me ha gustado, pero hay veces que satura. Satura mucho intentar satisfaceros constantemente, porque ni si quiera yo lo hago. A veces soy demasiado exigente conmigo mismo y, aunque puede que mi contenido os entretenga, yo nunca estoy 100% conforme. Supongo que esto de exigirme tanto irá decayendo con los años, pero ahora es lo que toca asumir.

No es fácil luchar siempre contra mi corazón cuando escribo algo sentido y que en un primer momento pienso: “Bueno, bueno, bueno, ha salido lo que esperaba”, pero continuo escribiendo y cuando vuelvo a releer se me posan todos mis demonios en el hombro izquierdo: “Puedes hacerlo mejor, le falta algo. Dale una vuelta”. Y así sucesivamente.

Tampoco es fácil luchar contra un ordenador sin ganas de trabajar que tarda más en encenderse de lo que yo tardaría en comerme un huevo frito. Pero bueno, eso ya no será impedimento porque hace unos días me autoregalé uno por mi cumpleaños. No sabemos si querrá trabajar o no, me conformo con que al menos salga obediente y no haga lo que le de la gana.

Estoy pensando en darle una vuelta al blog, pero me lo quiero tomar con paciencia. Hablaré con varias personas, preguntaré opiniones y según lo que me transmitan esas conversaciones junto con las cosas que más me gusta hacer aquí, tomaré una decisión. Pero todo esto es fácilmente revocable.

Con todo esto, vuelvo en el momento perfecto, para no fallar a mi tradicional villancico navideño. Porque todo el mundo vuelve a casa por navidad y esta siempre será mi casa a la que estaréis todos invitados los 365 días del año y, en 2020, 366.

Espero entreteneros, como siempre digo, aunque sólo sea un minuto. Con toda la mierda que nos rodea siempre es necesario entretener y ser entretenidos.

 

 

Gracias por dejarme volver. Y por volver a leerme.

 

 

 

 

“Todos los elementos, cuando están fuera de su sitio natural, desean volver a él, principalmente el fuego, el agua y la tierra” -Leonardo Da Vinci

 

 

The following two tabs change content below.
Algunos prefieren disfrutar por encima de todo el mundo, yo prefiero que disfruten los demás.

Latest posts by Sergio Fajardo (see all)

Sin Comentarios

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.