Muy pronto…

Acostumbrados a no valorar las cosas no nos ha quedado más remedio que reflexionarlas encerrados en casa.

Si colaboramos todos, pronto volveremos a tener esas pequeñas cosas…

¡Mucho ánimo a tod@s!

 

 

 

Esa rutina, a veces tan necesaria, volverá.

 

Las visitas al pueblo,

los besos de mamá estrujándonos la cara,

ese café con los amigos de toda la vida…

 

La tranquilidad de los domingos por la mañana,

las terrazas de los bares a rebosar un viernes soleado,

las miradas cómplices, y no aterradoras,

las sonrisas en el metro,

los viajes de tu casa a la mía. Y viceversa.

 

Los abuelos paseando por el parque con sus nietos de la mano,

los balanceos de los columpios,

las charlas con los vecinos,

los atardeceres…

 

Unas pipas en un parque,

unas cervezas en el campo,

una caricia en mitad de la calle.

 

El Whatsapp de: “Ya estoy aquí, baja”,

los besos en la esquina de tu casa,

las noches apasionadas,

las películas de los fines de semana,

y las risas, a carcajadas.

 

Aquí no hay colores.

Ni mejores, ni peores.

 

Lo conseguiremos, porque somos hermanos…

España, Portugal, China, Italia…

 

Porque el ayer fue mas fácil que el mañana,

pero juntos saldremos de esta rutina necesaria.

 

Todo irá bien si remamos juntos.

Y volveremos a tener esas pequeñas cosas que tanto añoramos.

Esas cosas que no sabíamos que necesitábamos tanto.

Esas pequeñas cosas que no valoramos.

 

Que no cunda el pánico…

Muy pronto, volveremos a abrazarnos.

 

 

 

 

 

 

“Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán” -Gustavo Adolfo Bécquer

The following two tabs change content below.
Algunos prefieren disfrutar por encima de todo el mundo, yo prefiero que disfruten los demás.

Latest posts by Sergio Fajardo (see all)

Sin Comentarios

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.